#TheEditorsVoice 50 sombras de grey

Published on febrero 16th, 2015 | by Elise

4

8 cosas por las que odio la película 50 sombras de Grey

Yo misma me he hecho la pregunta toda la semana ¿Para qué carajo me meto a ver semejante película que muchos categorizarían erróneamente como #PornoParaMamá? Digo erróneamente pues afirmar tal cosa es un insulto para todas las madres del mundo ya que si nuestra madres hubiesen follado como en 50 sombras, la tierra estuviese despoblada.

De verdad no quería escribir nada al respecto, pero es que lo tenía en mi interior todo el fin de semana y necesitaba sacarlo, trataré de ser breve y cerrar el capítulo de esta película que crean o no, es peor que el libro.

1. Jamie, por Dios, Jamie: Sabía que esta película sería un desastre, lo sabía, pero con Jamie Dornan el desastre es monumental. Dornan es inexpresivo hasta la médula, desde la primera escena cuando le ves la cara sabes que esto va a ir de mal en peor.

Su sonrisa tiesa y su falta de calor (además de la negación absoluta de que le saliese el miembro viril en la película) lo hacen un Sr. Grey muy soso.

Siempre imagine a Christian Grey como un tipo que derretía al sexo femenino con su sola presencia, pues señoritas, nada más lejos de la realidad. Cuando dice “Yo no hago el amor. Yo follo… duro”, imaginas que este “NI FOLLA”.

2. El vestuario: Había mucha intriga de ver que trabajo había hecho el  Director de Vestuario Mark Bridges con la ropa de los protagonistas, y aunque este señor ha ganado premios y hecho el vestuario para películas tan famosas como The Artist o Blow, aquí al parecer se dejo seducir por la ñoñez o la edición no le ayudo en su transición. A Christian los trajes -aunque dicen están hechos por un sastre- le quedan fatal, parece que el soltero más cotizado de Seattle se viste en Primark y la supuesta transición de Anastasia va de unas camisetas de rebelde con ondas medio rockeras a un vestido de rebajas H&M.

3. Ausencia de historias B: Aquí la cosa va de Anastasia a Christian, de Christian a Anastasia unas 100 veces. Los personajes secundarios no tienen derecho ni a preguntar la hora. Para mi toda buena historia debe tener un desarrollo sano de los actores secundarios, es que si no, parecen muebles, adornos y se hace muy monótona la trama. Creo que las novelas hechas en Miami, esas donde tu hermano es paraguayo y tu mamá argentina tienen más trabajo de desarrollo de personajes B.

4. Presupuesto -10.000.000: Carajo, ¿Con tantos libros que vendió la James no pudo pagar unas locaciones decentes para la película?  Hay locaciones que fueron reemplazadas por otras que ya se habían usado, obviamente para ahorrar, pues a nivel narrativo no aportaban nada.

Lo percibimos varias veces, un ejemplo: en la parte del libro cuando cenan en el privado del restaurante para discutir el contrato, esta escena la filman de tal forma que la convierten en una sosa cena en la oficina con sushi y vino blanco. ¡Por favor! voy comenzar a pensar que este  Christian no tiene pasta para un restaurante.

5. Ud. ha sacado la más baja nota en adaptación: Tenía un profesor que siempre bromeaba en el colegio con la técnica que utilizaba para poner las notas. Él decía que lanzaba los exámenes al aire, los que caían en la mesa aprobaban, los que iban al suelo no. Pues creo que las personas encargadas de adaptar el guión lo han hecho así, han elegido unas cuentas escenas al azar y han decidido filmarlas. Las situaciones son como tiradas de los pelos, quedan huecos en la trama logrando que personajes como el de Christian queden completamente inconclusos cuando se encienden las luces.

6. Primera persona: El libro está narrado en primera persona y aunque hubiese odiado que abusaran del recurso que se lo volarán casi por completo me parece un error. (digo esto porque hay una sola escena donde lo usan). Capaz con esto se hubiese podido rescatar alguna que otra trama perdida.

7. Levi´s:  Los pantalones tejanos de Christian en el cuarto rojo parecen más de Eminen que de un vaquero. #FailTotal

8. Sexo, ¿dónde estás?: He visto escenas más eróticas en películas de los años setenta. Seguro si preguntamos a un experto la risa no le dejará contestar, pero es definitivamente una película que carece de erotismo. No quiero me malinterpreten, no pido ver pollas o coños, pero entre el hielo que desprenden los protagonistas, la edición y el terrible exceso de censura es imposible lograr lo que mucha gente esperaba.

50 sombras de Grey es una de las peores películas que he visto. Veremos si me animo a ver la segunda parte alguna vez.  

 

 

 

 

Tags: , , , ,


About the Author

Elise

Soy la fundadora-editora-animadora de thedirtygrocerystore.com. Veo porno, escribo y bailo.



4 Responses to 8 cosas por las que odio la película 50 sombras de Grey

  1. robinson says:

    Pienso lo mismo que tu esperaba mas de la película yy sobre todo por como la cantidad de propaganda que le dieron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • ¿Por qué un blog como Dirty?

    Soy Copywriter, Content Manager y Guionista. Amo escribir, pero una de las cosas que más me apasiona es estudiar a la humanidad a través de ventanas inimaginables.

    Dirty comenzó como un proyecto donde hablábamos únicamente sobre sexo, pero como todo en esta vida tiene que evolucionar. ¿No lo hacemos nosotros cada día?

    Así que no le demos más vueltas, al final The Dirty Grocery Store no es más que un blog personal donde hablaré cuando me provoque sobre sexo, política y lo que me salga del forro. Así que Enjoy Dirty Lovers!

    Elise Vigouroux

  • Detrás de Dirty

  • ¡Síguenos en Tumblr!

    • photo from Tumblr

      #couple #🍒 #bañera #Love #romantic #thedirtygrocery #sexy #🍑